Como elegir a un fotografo de bodas

Como elegir a un fotografo de bodas

El arte de elegir a un Fotógrafo de Bodas

fotografo-de-bodas

Al seleccionar un fotógrafo de bodas, hay tres elementos importantes que debes tener en cuenta: la personalidad del fotógrafo, su estilo fotográfico y el precio. Los dos primeros están relacionados con rasgos propios de cada persona y no se pueden copiar. El tercer elemento fluctúa debido a muchas variables diferentes.Vamos a hablar de cada uno en el orden de importancia.

La personalidad del Fotógrafo de Bodas

En primer lugar y lo más importante es el carácter y la personalidad de la persona que va a contratar para capturar su día, e invitar en calidad de invitado a su boda. Estas características, puede que no sean condicionantes a la hora de elegir a un fotógrafo, sin embargo,  puede ser el factor más importante en el proceso de toma de decisiones.

El componente más obvio en la mayoría de los casos es determinar si te gustan o no las imágenes y estilo que este fotógrafo en particular tiene para mostrar. Antes incluso de programar una consulta en persona, puede ser de ayuda navegar a través de la página web de ese fotógrafo.Después de haber rastreado las páginas y páginas de muestras, tu instinto te ayudará a eliminar esos fotógrafos que no deseas ver. En definitiva, es importante revisar con interés las imágenes que  un fotógrafo muestra como trabajo.

Por lo tanto, debemos preguntarnos:

¿ Me ha dado buena impresión este fotógrafo?

¿Puedo confiar en el para el día más importante de mi vida?

¿Me siento a gusto y me transmite confianza?

El estilo del Fotografo

El segundo elemento, y casi tan importante como la personalidad es el ojo del fotógrafo. Es decir, la forma en que él o ella ve y captura el día de la boda. Este rasgo es único y separa a un fotógrafo de otro, y es considerado como la  “huella digital del fotógrafo.” En otras palabras, un fotógrafo puede copiar el estilo de otra persona, pero el hecho es que no hay dos fotógrafos que fotografían exactamente de la misma manera.

Debemos preguntarnos:

¿Las imagenes cuentan una historia?

¿Transmiten sensaciones?

¿Son originales y creativas?

¿Son naturales?

El precio

Finalmente, el último factor decisivo suele ser el precio. Es probable que hayas pasado horas, si no días, de tu tiempo buscando fotógrafo tras fotógrafo y ahora que has encontrado el perfecto para ti, el precio está por encima de tu presupuesto. Si las imágenes te han encantado y tienes confianza plena en el fotógrafo, el precio no debe ser lo más importante. Cuando la boda haya acabado, nadie se acordará del precio , pero si que conservarás imágenes que te harán recordar el día más importante de tu vida.

No se compran fotos, se compran recuerdos.Si puedes pagar un poco más por lo que te ha gustado, es siempre una buena inversión que no lamentarás en el tiempo.

About The Author

JORGE1800