Sacos para capazo dependiendo de las circunstancias

Sacos para capazo dependiendo de las circunstancias

Seleccionar sacos para capazo, será una de tus inquietudes si tu bebé nace en invierno. No te debes preocupar por el frío. Si bien las temperaturas bajen, los recién nacidos precisan salir a la calle (siempre y en toda circunstancia bajo la recomendación pediátrica y con conocimiento) y con un buen saco seguro para que no se acatarra.

Paseando al lado de su familia, el bebé comenzará a desarrollar sus sentidos: a observar el mundo, a oír el sonido de los pájaros, a tocar nuevas texturas… Además de esto, los peques nacen faltos de vitamina liposoluble D, la que se recobra gracias a la luz del sol. Por tanto, si bien sea invierno el bebé precisar salir a la calle.

Las bajas temperaturas, te van a hacer abrigar al bebé con sacos para capazo convenientes a su tamaño. Los sacos para capazo, se amoldan a las pequeñas dimensiones de los recién nacidos, en tanto que están concebidos para bebés de hasta seis meses (por norma general). En muchas ocasiones nos preguntáis si podéis utilizar un saco de silla para vuestro recién nacido, este va a ser más durable, pero no envolverá apropiadamente al bebé ni encajará igual con el capazo del cochectito.

¿Qué hay que tomar en consideración para seleccionar entre los sacos para capazo?
Para escoger un saco de cuco, como decimos en todas y cada una de las comparativas, hay que tener en cuenta lo siguiente:

* Tu ritmo de vida y el de tu familia. No hay sacos para capazo mejores que otros. Mas hay un saco que se te amolda mejor que el resto. Si llevas un modo de vida urbano, si viajas mucho a sitios fríos, si vives en un sitio húmedo… Estas variables hay que tenerlas en consideración para cotejar los sacos para capazo.
* La fecha de nacimiento del bebé. Si tu bebé nace en septiembre, escogerás un saco que se adapte a las temperaturas moderadas. Mas si el pequeño nace en el mes de diciembre, te va a hacer falta un saco más gordo.
* El color de tu coche. Existen una extensa pluralidad de sacos para capazo con colores, estampados y formas muy, muy diferentes. Juega con ellos y crea un total look con el saco y el coche a conjunto.
* Si te mueves mucho en vehículo. En un caso así elije un saco que se adapte al portabebé de conjunto 0+, con ojales para poder poner el arnés de seguridad.

Quieres saber ¿Cuál es el mejor para ti?

Si eres urbanita
Si vives en un sitio con un tiempo moderado no te va a hacer falta un saco gordísimo. Los sacos para capazo de algodón van a ser suficientes para dar largos paseos por las avenidas y parques de tu ciudad.

Si eres de montaña
Tanto si te agrada la naturaleza, tal y como si vives en ella, te va a hacer falta un saco más gordo.  El saco para capazo que está hecho de polar y abriga al bebé de forma suavísima.

Si eres dulce
Si, por contra, consideras que los bebés deben ir abrigaditos con tejidos o bien estampados más suaves, neutros y cálidos: tu elección ha de ser un saco para capazo polar. Ofrecen una enorme pluralidad de estampados muy monos y originales, pero siempre y en todo momento manteniendo la finura y la elegancia.

Si eres práctica
Si optas por prescindir del capazo tu elección ha de ser el saco nido polar. Es un saco más recio que resguarda la espalda y se amolda a las sillitas de paseo. Envuelve totalmente al bebé con un reductor para la cabeza del pequeño.

Etiquetas:

About The Author

Jose