Negociacion de las mejores hipotecas

Los clientes del servicio con más capacidad de presionar a la baja son los que tienen las rentas altas.

Es vital preparar apropiadamente la documentación actualizada que hay que incluir en todos y cada expediente que se entregue a los bancos escogidos. Si el dossier tiene todos y cada uno de los documentos precisos lograremos dos efectos: por un lado, trasmitir al potencial prestamista nuestra diligencia, fundamental para valorar nuestro perfil de riesgo. Además de esto, agilizaremos la tramitación de la evaluación de peligro, que va a suponer saber si nos aprueban o bien rechazan la petición en el plazo más corto posible.

La negociación
Las mejores hipotecas no se logran solamente escogiendo bien el banco, si bien sea una variable muy relevante. Nuestra voluntad y capacidad negociadora, pueden convertir unas condiciones mediocres en las mejores del mercado. La información compendiada sobre las opciones del mercado es buena baza negociadora. Gestionar la petición con múltiples bancos, asimismo, aunque no es conveniente alertar a los “competidores” de crédito demasiado pronto, para eludir que pierdan el interés por nuestro caso ya antes de haberlo mandado al departamento de riesgos pertinente.

Conforme el especialista hipotecario de Ibercredit, Santiago Cruz, los clientes del servicio con más capacidad de presionar a la baja son los que tienen rentas altas: hay bancos que ofrecen hasta un cien por cien del costo de compra y venta a un euríbor + 1 por ciento , sin vinculación, a los clientes del servicio que cobran netos cuando menos 3.000 euros (4.000 euros en suma si hay dos solicitantes).

 Novación de una hipoteca 

La novación se genera en el momento en que una hipoteca ya existe, mas precisa hacer »reajustes» en las condiciones de exactamente la misma, esto es, todos, o bien algunos de los siguientes casos:
– Alterar el tipo de interés
– Ampliar, o bien reducir, el plazo de amortización.
– Acrecentar la cantidad de dinero prestado.

Ejemplo: el tipo de interés de tus mejores hipotecas es altísimo respecto a lo que ofrecen otras entidades, y existe un pacto entre tu y tu banco para comprobarlo.

Ejemplo: el plazo de tu hipoteca es de quince años, y ahora tienes una serie de gastos que te impide hacer frente de la totalidad de los pagos. Una solución sería acrecentar dicho plazo a treinta años, para reducir las cuotas mensuales.

Ejemplo: precisas dinero para rehabilitar o bien alterar tu residencia, y procedes a una ampliación de la hipoteca para conseguir recursos.