Recomendaciones sobre el comparador de hipotecas

Nuestra recomendación, es valorar anteriormente su contratación, si efectivamente penaliza tanto o bien no, en un diferencial la no contratación de ciertos productos que nos indique la entidad.
Ejemplo: en una hipoteca de cien euros a treinta años donde nos “recomiende” el banco contratar un plan de pensiones con aportación anual de seiscientos euros (cincuenta euros por mes) o bien, si no se contrata, no bonificar dicha contratación con un 0´10% se traduce en un aumento en la cuota mensual de seis euros (setenta y dos euros anuales). Por tanto, no contratar ese plan de pensiones es opción mejor que hacerlo.
De ahí, que es muy aconsejable en un comparador hipotecas, estudiar anteriormente qué supone no contratar algún producto sobre nuestra cuota resultante.
Sobre la tasación… o bien los sudores fríos cuando tu futura casa no vale el precio acordado con el vendedor…
Siempre y en todo momento, siempre y en toda circunstancia, hay que valorar la residencia o bien propiedad. De ella, va a depender el dinero que te van a entregar para su compra.

La tasación, acarrea un costo y se hace una vez la hipoteca está concedida, o sea te aprueban por servirnos de un ejemplo, un noventa por ciento sobre el valor de tasación con un Euribor + 1% de interés anual. Ahora, a ver por cuanto tasan por el hecho de que si la residencia te cuesta trescientos mil euros, has pedido doscientos setenta mil, (pues tienes 30.000 ahorrados) ahora la tasación va a deber salir por un monto igual o bien superior a trescientos mil claro… si sale más bajo mal, pues como te conceden el noventa por ciento de lo que salga.

La decisición de tomar en cuenta un comparador de hipotecas

 

Por poner un ejemplo, si la tasación sale doscientos ochenta mil euros, el banco te da el noventa por ciento , o sea doscientos cincuenta y dos mil, ni un euro más… y precisas doscientos setenta mil, dieciocho mil euros de diferencia.
Es esencial, que la tasación debe salir bien, o bien mejor dicho, el inmueble debe tener un valor de venta real (entendido como real, próximo al valor de tasación que al final es el de mercado), si no lo tiene, probablemente te concedan la hipoteca por un monto menor al que precisas y no puedas adquirirla y el que la vende se quede sin venderla, salvo que se baje del carro y aminore el coste ajustándolo al de la tasación… o sea al de mercado.


Por otro lado, desde diciembre de dos mil siete, los bancos tienen la obligación de admitir cualquier tasación de una residencia aportada por el usuario, toda vez que sea certificada por un tasador homologado y no esté caducada (sí, pues expiran rápido).
Nosotros, te aseguramos desde la práctica del Comparador Hipoteca que cada entidad tiene su lista de tasadoras y, si presentas una tasación de una tasadora que no está en su lista, la entidad te aplica unos criterios internos para justificar la no aceptación de dicha tasación aportada.
A tomar en consideración, mas no tanto como hace unos años son las comisiones, de estudio, de apertura, de cancelación parcial o bien total…
Hay alguna cosa más que decir, como qué sucede cuando deseas cambiar la hipoteca de un banco a otro, cuando compras una casa y te ofrecen una subrogación… mas esto es materia suficiente para otro artículo. En conclusión, decir que no es mal inicio, no, lo del comparador de hipotecas, después, cuando salgas del Notario, con tu hipoteca firmada, lo recordarás con la habitual cara que se le pone a uno cuando recuerda su infancia.