Sistema de almacenamiento con estanterias compactas

Sistema de almacenamiento con estanterias compactas

Vamos a abordar el sistema de almacenamiento con estanterías compactas, cuyo principal objetivo es acrecentar al límite la capacidad de nuestros almacenes, tanto en superficie como en altura.

El sistema de almacenamiento de estanterías compactas o sistemas de almacenamiento por acumulación, está ya listo para el almacenaje de artículos homogéneos. Estas estanterias compactas industriales nos dejan acrecentar al límite la utilización del espacio, tanto a nivel de superficie como a nivel de altura.

estanterias compactas

Cuando precisamos guardar pocas referencias, con un gran número de unidades de carga por lote y cuya expedición es por calles completas y sus movimientos de baja y media rotación, el sistema de estantería compacta es el recomendable. La instalación de este sistema de almacenaje está formada por unos conjuntos de estanterías, formando calles interiores de carga, que constan de carriles de apoyo para las paletas. Las carretas se colocan en estas calles interiores con el producto elevado sobre el nivel en el que va a ser depositado. Estas calles poseen carriles de apoyo a los dos lados, ordenados en niveles diferentes, en los que van colocadas las paletas. Esta clase de estanterías industriales de almacenaje, nos ofrecen una gran resistencia, lo que implica guardar paletas con gran peso.

Indudablemente, entre las particularidades más reseñables del sistema compacto (ver aqui), es que la densidad de almacenaje es superior a la del sistema frecuente. Por otro lado, apuntar que cabría la posibilidad de combinar en un mismo almacén un sistema de almacenamiento frecuente y uno compacto.

El sistema compacto, admite tantas referencias como calles de carga existan. De la profundidad y altura de las calles de carga dependerá la cantidad de paletas, se aconseja, aparte de esto, que todos aquellos productos guardados en una calle de carga sean de la misma referencia para evitar, de esta forma, manipulaciones innecesarias de paletas. El largo de la calle, corresponderá de forma directa al número de paletas por referencia, del espacio y del tiempo que estén guardadas.

El funcionamiento de este sistema, consiste en guardar la mercancía en las estanterías, con un mínimo de corredores que dejen el paso de carretas elevadoras entre ellos, estos están constituidos por su estructura. Unas vigas que sirven para mantener las paletas, hacen que las estanterías queden distanciadas y se deja así la circulación de las carretas para atravesar la estructura por un corredor operativo. Las mercancías podemos guardarlas en alturas.
Encontramos dos modalidades para la entrada y salidas de los palets: drive-in y drive-through.

Ventajas del sistema de almacén compacto

De esta forma, se consigue un aprovechamiento total del almacén en lo concerniente a la superficie y volumen, entre el 60 % y el 80 % de la instalación y más del 90 % de la superficie. La inversión para la construcción y energía del almacén es menor.
La mercancía que se guarda con este sistema, no sufre deterioros debido a que no se pone una carga encima de otra y podemos aplicar de manera perfecta el procedimiento FIFO.
En comparación con el sistema de almacenaje frecuente, el ahorro de espacio que podemos conseguir con el sistema de almacenaje sólido, puede ser de hasta un 94 %.
Es notable la reducción de costos, que generan las carretas elevadoras, tal y como los de mantenimiento.
Si comparamos el volumen de la mercancía guardada, con la superficie total del almacén, logramos un desempeño excelente.

Cosas a tener en cuenta

Este sistema tiene ciertas limitaciones, en el instante de establecer clasificaciones y fechas de caducidad. Nos deja una sola referencia por corredor.
Debido a las dimensiones y características particulares de las estanterías, este sistema nos demanda que los medios de transporte internos se amolden y solo admite paletas con una dimensión única.
Cuando establecemos este sistema de almacenaje, se hace muy difícil trastocarlo, aparte de esto, las operaciones de conservación suelen ser lentas. Cuando se manipulan las mercancías en las estanterías, estas pueden salir perjudicadas.
La superficie del almacén no puede ser empleada de forma continua.

About The Author

Jose